Una testigo de la reducción de Benítez dice que los ‘mossos’ la ignoraron

24 abr.

La mujer asegura que vio como los agentes daban “patadas y puñetazos” al empresario

La Audiencia cree que el “exceso de fuerza” policial mató a Benítez

Una testigo del caso Raval ha relatado este miércoles a la juez que vio a Juan Andrés Benítez con el abdomen inflado, la camisa rota y la cabeza ensangrentada cuando fue atendido por los servicios médicos tras ser reducido por los Mossos d’Esquadra. Así lo ha declarado la última de las testigos que comparece ante la juez que investiga la muerte de Benítez, el empresario del Gayxample que falleció el 6 de octubre de 2013 tras ser reducido por los Mossos d’Esquadra en el barrio barcelonés del Raval.
En su declaración ante la juez, a la que ha tenido acceso Efe, la testigo ha relatado que al día siguiente de la reducción avisó a tres mossos, que acudieron a su domicilio, que había presenciado los hechos desde el balcón del cuarto piso, en el que vive, pero que estos se marcharon sin pedirle sus datos ni tomarle testimonio. La testigo ha reconocido que vio que Benítez era golpeado por un vecino con el que se enfrentó antes de la llegada de los agentes, pero ha precisado que no fue “una pelea agresiva”, sino “con pocos golpes de contacto” y que duró aproximadamente cinco minutos.

Respecto a la reducción policial, la testigo ha relatado que duró unos 15 minutos en los que los agentes pegaban a Benítez, “se iban alternando con patadas y puñetazos”, mientras la víctima gritaba, “primero más suave y enseguida como un cerdo”, hasta que de repente paró. Tras los golpes, ha añadido la testigo, seis agentes levantaron al empresario y le metieron boca abajo dentro del coche policial, “como si fuera un saco de patatas, los pies para afuera y la cabeza hacia el otro lado”. En ese momento, acudió al lugar una ambulancia de los servicios médicos para atender a Benítez, al que la testigo observó con “el abdomen inflado, la camisa rota y la cabeza con mucha sangre”.

La mujer ha precisado que no vio a ninguna persona dirigiendo a los mossos que intervinieron en la reducción y ha añadido que le dio la sensación de que “estaban como coreografiados. Primero los dos que estaban más lejos del portal pegaba patadas, luego los del medio y luego los otros más alejados”, ha descrito. La declarante ha añadido que la misma noche de los hechos acudieron los agentes a su domicilio, pero que ella no les abrió.

Aproximadamente a las diez de la noche siguiente, acudió al rellano del edificio y vio salir a dos agentes con uniforme y un tercero de paisano, que le preguntaron si había visto “los hechos del día anterior”, a lo que la testigo contestó que sí. Como estaba “muy afectada”, ha añadido la declarante, contestó a los agentes que “ellos mismos se lo podrían decir”, ya que había visto a sus compañeros pegar a una persona, y preguntó a los policías “como había acabado la situación”. En ese momento, ha añadido la testigo, los mossos le dijeron que tal vez ella “creía haber visto”, tras lo que abandonaron el edificio después de que sonara la bocina de un coche que había afuera.

Según la testigo, su compañera de piso, que también presenció la reducción policial, sacó la cabeza por la puerta para ver a los agentes y reconoció a dos de ellos como los policías que la noche de la muerte de Juan Andrés Benítez se encontraban en el portal de su vivienda.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: