Arxius | CREACIÒ OBERTA RSS feed for this section

La Audiencia Nacional condena a dos años de prisión a Pablo Hasél

2 abr.

por Kaos.

La Audiencia Nacional española ha condenado a dos años de prisión al rapero Pablo Hasél, que fue juzgado acusado de «enaltecer el terrorismo» a través de sus canciones.
Comunicado de Pablo Hasel:

Estaba cantado, querían dar un castigo ejemplar y me han condenado a 2 años de prisión por hacer canciones, lo que pedía la fiscalía, no han rebajado ni unos meses para lavarse la cara. No entro esta vez a falta de antecedentes penales pero a la mínima me como los 2 años y lo que me caiga sumado. El 29 de este mes tengo otro juicio denunciado por el PP por supuestas amenazas y ataque a su sede, si lo pasan por lo penal entraré en prisión seguro. No sólo me han condenado a 2 años para asustar a otros jóvenes, también para echarme para atrás en mi militancia. Es su último aviso: si no te acobardas a la próxima entras. No les bastaba con haber registrado mi domicilio llevándose multitud de cosas ni con tenerme detenido un día, esas bestias fascistas no tienen escrúpulo alguno si de represión se trata. Continua llegint

Argelaga Nº 4, revista antidesarrollista y libertaria

30 març

Editorial

La invención de Brundtland. Sobre la noción de desarrollo sostenible, de Luis Ponce,

es el artículo central del presente número, que versa acerca de la reconstrucción ideológica del capitalismo emprendida a finales de los ochenta del siglo pasado en el contexto de precios altos del petróleo, desmoronamiento en el «Este» del capitalismo de Estado y giro mundial hacia el neoliberalismo. El concepto de sostenibilidad será la idea comodín que definirá una nueva etapa de crecimiento económico basada en la conciliación de la economía y la ecología a través del mercado mundial de la catástrofe ambiental. En el momento en que el desastre ecológico se vuelve rentable, el capitalismo se vuelve ecologista; la economía de mercado deviene compatible y complementaria con la ecología institucionalizada. En lo sucesivo, el capitalismo será «verde» o no será. El desarrollo capitalista ha de ser sostenible, es decir, ha de contener el desastre o, como mínimo, disimular sus desmanes, sino tendrá serias dificultades. Dicha sostenibilidad no puede ser garantizada simplemente por el mercado, por lo que se requerirán los servicios de un estado fuerte y con capacidad de intervención rápida frente a situaciones críticas. El capitalismo sostenible camina de la mano de un estado dictatorial más o menos encubierto. Continua llegint

AULLIDOS POR SADE. GUY DEBORD

11 març

Traducción cedida por José Antonio Sarmiento aparecida en el número Uno de la revista Sin título, Taller de Ediciones, Facultad de Bellas Artes, Cuenca, 1994. Texto original: “Hurlements en faveur de Sade”, Les Levres nues, nº 7, 1955. Otra versión había sido publicada en la revista ION, nº 1, 1952. La pantalla permenecerá uniformemente blanca durante el paso de la banda sonora y negra durante los silencios. Las voces “volontairement inexpressives” corresponden a Gil J. Wolman (Voz 1), G. E. Debord (Voz 2), Serge Berna (Voz 3), Barbara Rosenthal (Voz 4), Jean Isidore Isou (Voz 5).
————————————————————————
Voz 1: Película de Guy-Ernst Debord “Aullidos por Sade”.

Voz 2: “Aullidos por Sade” está dedicada a Gil J. Wolman.

Voz 3: Artículo 115. Cuando una persona ha dejado de aparecer por su domicilio o su residencia y si después de cuatro años no se tienen noticias, las partes interesadas pueden personarse en el tribunal de primera instancia, a fin de que la ausencia sea declarada.

Voz 1: El amor sólo es válido en períodos pre-revolucionarios.

Voz 2: ¡Mientes, nadie te ama! Continua llegint

Revolución y belleza

5 març

Para Bruno

Nuestro deseo de revolución debe estar directamente relacionado con la belleza. Porque, más allá de la destrucción del sistema opresor actual, debe haber una esperanza de creación. Y la nueva creación donde se den nuestras relaciones humanas, nuestra nueva forma de relación, debe ser bella. La revolución ha de incluir belleza de la misma forma que ha de ser ética, y seguro que las relaciones y creaciones bellas son buenas. Lo bello y lo bueno eran para Platón la misma idea, y, como decía en la entrada anterior, para Wittgenstein ética y estética eran lo mismo. ¿Pero cómo se hace una revolución bella? La respuesta corta y sencilla es: analizando a fondo la influencia que ejerce el poder en los seres humanos, algo que muchos revolucionarios se niegan a hacer, al considerar que el poder político no es un en sí negativo, sino que tiene un valor neutral y depende de quién lo ejerza y en qué circunstancias. La ausencia de un estudio pormenorizado del poder en la revolución nos devolverá a la fealdad brutalista. Continua llegint

NAHUI OLIN

4 març

Cuando por fin las furias me soltaron
me encontré a mí mismo caminando por la costa,
aún con la piel hecha tigre y el ojo encarnado
miraba los cristales de colores, crucificados por la arena.
Una mariposa azul de cabellos como de ola
me ofreció sus nalgas para amanecer cantando;
me vi colgado de su cola, justo
al cuarto giro de sus punzantes ojos verdes.
Colgado como un astrónomo fracasado,
tuve que compartir la cola
con cuerpos de estrella
y esqueletos desmembrados de elefantes bebé.
A veces me miraba como un géminis débil
y me alimentaba de su leche de orquídea.
Yo solía hundirla en mi pecho
y llevármela a ciudades de catedrales transparentes.
Cuando los peces nos inculparon
de anidar entre estrellas muertas y supernovas apagadas,
decidimos hacernos un tatuaje en la piel del universo.
Justo antes que me marquen, prometí provocarle un ataque cardiaco.
Ella nunca me perdonó.  .  .  .   Regresé al mar.
Convertido en un soldado de los hielos,
emprendí un viaje de regreso a ella,
rojo y condenado como un cohete loco.
Navegué entre lunares de gigantes,
luminoso como un valiente astrónomo.
Destruí los pilares de todo el cielo.
Él nunca me perdonó.  . . . Regresé al mar.
Hambriento «como un agujero de gusano»
tan negro como los ojos de los hombres.